viernes, marzo 20, 2020

Diario de una epidemia: caminando con la sombra del coronavirus covid-19 en Puerto Montt

19 de marzo del 2020
Esta mascarilla molesta, en la punta de la oreja  es la incomodidad. Aprovechando como tengo que caminar grandes distancia sin nadie alrededor vea en mi trayecto no lo uso.
 En el centro de Puerto Montt tome la decisión de usarla  en grandes conglomerados de gente especialmente en farmacias.
Los centros comerciales mall costanera y paseo del mar estas cerrado únicamente funcionan las ya nombradas farmacias y lo supermercado. Se nota una menor cantidad de público que en día normal además oficinas como ESSAL y SAESA para el pago de cuenta de luz y electricidad solo funcionan online.
Por caja los héroes en Urmeneta se aprecia una larga fina en la mañana para pagarse de beneficios sociales, son varios adulto mayores  que se juntan en una fila que no respeta la distancia solicitado por los especialista.
Por la plaza, transitando escucho a un predicador lanzando sus fanático de discurso de fanatismo y de odio religioso, mientras en la plaza me dejo envolver por la luz tibia del mediodía.
19 de marzo del 2020
Dulce y gentil soplo de delirio, te escribo para contarte este día sin gloria. Camino entre las nubes oscuras, mientras la epidemia avanza.
Continúan las filas de los ancianos en la caja los héroes en el centro de Puerto Montt, como también en banco estado.
Entro en el supermercado ubicado en el mall costanera lo único abierto dentro del recinto, junto con farmacia.
No encuentro lo que busco un desinfectante aerosol, todo eso arrasado de las estanterías.
Me duele mi tobillo, una mala pisada tal vez.
Mientras veo mujeres escupiendo a cualquier parte y  alguno que otro joven anda como si no pasara.
Tomo un respiro paso a ver unos libros en librería Sotavento que anunciaban que estarían abierto hasta la 14 horas hasta que mejore la contingencia.
Ando siguiendo el horizonte, sin nombre, esperar, simplemente esperar.