domingo, enero 31, 2016

En tránsito permanente















Con la punta de los dedos, dibujaban dos almas borrosas en el ritmos sus tentaciones en el mapa emocional grabado en su piel recubierta de sombra en una esquina mientras el pulso, solo el pulso, tenía mi aliento allí, donde habita la sensación difusa, que se disuelve en la madrugada con los nombres y caricias, en las estrellas recuerdos y la calle perspectiva.
30 de enero del 2016.Nogal Puerto Bar. En calle Egaña en Puerto Montt.
Temprano comenzó este evento “ Bohemian Groove”  . A las 23 horas era la lucha, esa inevitable guerra del dj por alcanzar el tono justo de volumen, peso, intensidad y magnitud sonora entre el parlante, las luces, la tornamesa y por supuesto el set, combinación de temas propios y seleccionados con pinzas para la ocasión, en lo de siempre importa el efecto escalada para llegar en un par de horas al climax.
House, techno, lo necesario para despertar y superar los efectos de la rutina adormecedora de la semana, Lazkano con claridad en el sonido permitió que uno ya pudiera entrar a bailar, hacer los espacios a los que llegaban, Joseph Alexander Guzman ( Neon Pulse) dejo en poco minutos  afinado su propuesta que desato la fiesta con gran presencia de público ya a las 3 de la mañana y Mariano Laffabrick  entrego  el poder de la fuerza pura de los efectos sonoros al cierre.
Las pausas. Conversaciones de  historias de cine, de locales que abren y cierran en la ciudad, de viajes por el país laberinto y miradas con aquellos seres en su burbujas de pasiones, olvidos, secretos y simplemente pasar, como un cuerpo en una urbe que duerme paulatinamente para esperar la llegada de nuevos pasajeros en tránsito permanente.

31 de enero 2016. 

domingo, diciembre 13, 2015

El efecto ausencia y los pasillos del yo





















12 de diciembre del 2015. Las palabras van y vienen en la barra del bar subte en Puerto Montt, mientras en la cañería una gotas de aguas flotan en un micromundo trasparente que destellan un puntito de luz difusa como las historias entre las sombras de huellas de un ayer cada ven más borroso entre los que conversan a pausa, mientras más jóvenes llegan al lugar.
La música arrastra el tiempo hasta las 1 de la mañana cuando a intervalos variables rotan los dj Christian Alvarez, Mariano Laffabrick y Johann Rehbein con sus set de house y tecno.
Es llamativo cuando comienzo a dar los primeros pasos  y te encuentras con ese efecto ausencia que se da cuando atrapan la mente de  alguien  las redes sociales de sus celulares. El cuerpo esta, como maniquís articulados tienes que ir esquivando en cada instante a los aparecen con ese síndrome  en la pista. Frases entrecortadas con el personaje virtual que navega en cualquier punto, con su sobrecargada expresión que la lengua real no puede expresar salvo en esa caricatura mediada por la tecnología, en perfiles rígidos construidos por las empresas en su juego de consumo, están allí con su anuncio del poder de control que está siempre presente.
3 : 05 horas. La fiesta en su clímax. Se me cruza la ilusión pasajera de un deseo que no lleva a ningún rumbo, no importa el sonido envuelve, paso a paso los labios ardientes de metáforas de pasiones  que florecen en otro lugar de este espacio están girando como soles ardientes, ensimismado, marco el movimiento, no queda nada más que el yo, con esos difusos sentimientos, nada articulados que giran, en un desahogo, que se alza en un ritmo puro hasta llegar hasta cerca de las 5 de la mañana, tomar el taxi para volver a casa y dejar que el sueño haga lo que tiene que hacer.

13 de diciembre del 2015.  

domingo, noviembre 29, 2015

La luz, el deseo y la continuidad








Tomaba su falda suavemente poseída por un éxtasis  dejando que el abandono de su ser fuera arrastrado por un ritmo, aquel que era expresión de puro house , techno duro en las manos de los dj  Mariano Lafebrick y Delmonte en el bar subte underground pasada las 2 de la mañana.
Puerto Montt  28 de noviembre del 2015.
La madrugada es un portal, el presente se cruza con el ayer, el futuro son visiones, provocaciones, que las piernas temblorosas en un ritmo dibujan en la pista.
Los espacios se interceptan en  contacto con un sonido que es el encuentro, el medio para este viaje, el horizonte de un brillo luminoso, la identidad  definida y lo posible.
Temprano en el balcón de calle Egaña me había encontrado en mi sendero con aquella que depósito su luz en un verano de ilusión, ahora es otra invadida por una presencia que acaricia su mundo, alejada de mi verbo que buscaba otras inquietudes, rechazando la monotonía de la cotidianidad, de las palabras hechas, de los personajes que la sociedad de mercado trata de establecer,   no certezas en un presente que se extiende una y otra vez como el sonido del dj Isabel  que sigue resonando con su set a eso de las 1 de la madrugada, mientras las visuales de Juanasacra, son evocaciones, pasadizos para las miradas, mientras más y más publico se atreve a entrar a la pista, un todo mientras suena pestañeos finos de cámaras que dejan un registro, una interpretación del instante, de eso que va pasar y será reinterpretado mil veces.
 Después suena Miguel Conejeros aka FIAT600, uno de los precursor  de la contracultura nacional  que fue parte en la década de los ochenta de la banda Pinochet Boys, también de Parkinson y  que desde fines del siglo XX lanzó FIAT600, que marca el inicio de la escena electro en Chile. Su set   me recordaban a Depeche Mode y New Order con estilo más oscuro, digamos más dark Wave,  era una delicia para los que buscan una vanguardia con contenido, una batalla de la constancia por no dejar de ser.
Desolación es lo mejor que se puede decir al pasar por el centro entre ambos locales. Poca luz, fragmentación de la arquitectura sin ninguna continuidad y grupos de perros que van alterando más y más su comportamiento, por el ruido, la gente que va de un lugar a otro es una constante, es un tiempo perdido, sin significado más que transitar.
En el subte esta vez  se encuentran más militante de la incipiente escena electrónica local, se baila pero sin perder la conexión, cuando un tono va o no va bien, si entra bien la secuencia, si la luz esta en forma adecuada, es algo que los que estamos cerca del escenario percibimos de inmediato, como algo casi instintivo.
Sube, sube la música, más abandono,  siluetas quedan.
03:35 . Retorno al balcón.
En el paraíso esta  una mujer en estado de plenitud, de labios enrojecidos en el deseo, un enigma la envuelve, ese misterio, que las puntas de sus dedos acarician en su cuerpo, en su baile que marca su territorio de sueños para si.
 En un rincón dejo que la luz haga lo que tiene que hacer , promesa del mandamiento del respiro, seguir, siempre seguir, la música está allí, la noche es mente, historia que continua.

29 de noviembre del 2015

sábado, noviembre 21, 2015

Lo mejor viene espontaneo













Es viernes 20 de noviembre del 2015, llueve intensamente en Puerto Montt y una onda fría recorre la tarde, miro las redes sociales por un instante, viendo las novedades, de repente pasada las 18 horas un anuncio, el evento “ FRACTAL” una fiesta sorpresa que apareció en el Nogal de calle Egaña para la noche.
El viaje parte por  el Barra Bass en la tocata producida por el equipo décima sinfonía alcanzando a escuchar  las bandas puertomontininas Paradiso Colectivo con un Rock and Roll   de tono bien melancólico y  Koyobo Chant  de Reggae ska, mientras en las barra las pasiones eran lagrimas de delirio que sacudían el ritmo de una mirada abandonada en la burbuja de una ilusión intensa de una criatura hecha ángel entre la masa que verbaliza anécdotas y los que desgarraban las melodías en un estudio incesante de los músicos en el escenario.
Pasada las 2 de la mañana llego al local del Nogal toca el dj Mariano Laffabrick, entramos rápido, la fiesta  esta andando muy bien, muchos conocidos de las senda de la música electrónica  han llegado y a comenzar a darle con un house envuelto en texturas suaves, oleadas puras, movimientos  certeros y seguros de un abrir continuo de un espacio que se amplía más y más en una sonrisa dulce de aquello eterno que acaricia el latido del abandono a ese paraíso que es ese lugar, nicho, refugio, de lo que debe habitar cuando el tiempo pasa, todo se hace recuerdo, pero la profundidad del sonido se hace fuerte, una continuidad que está allí, como la materialidad de una capa que abriga la emoción de las desolaciones que en la calle habitan.
Converso un poco, de los laberintos de las relaciones humanas, de historias entre historias y la gracia de esto de poder estar en lo esencial, escuchando el buen  techno del dj invitado de Temuco Delmonte y caminar por todo el local, por su piso entre escaleras donde el sonido sigue entrando, mientras el equipo emite en el primer piso toda la secuencia en forma ideal para ir desde el escenario pasar por la primera, segunda, tercera, cuarta columna de los que bailan hasta la barra, pasando por una esbelta joven que vende sus hamburguesas por los que ya sienten algo de hambre al entra a las 4 de la mañana.
Cerca de las 5 de la mañana salgo y camino por el centro respiro el viento que se hace cálido y el sueño invade mis pupilar hasta despertar al otro día envuelto en la luz, que invade todo, la memoria, los deseos, todo, todo es una luz, nada más.
21 de noviembre del 2015.  



domingo, noviembre 15, 2015

Geografía en el subterráneo








23: 05 horas del 14 de noviembre del 2015 en el bar subte underground en el centro de Puerto Montt. Desde hace un par de minutos estoy en el local. En la barra, esa extensión donde la palabra  es un murmullo, una frase entre el juego de la oferta y la demanda del licor endulzante de un viaje nocturno paso los minutos mientras los dj conectan los cables finales y hacen los últimos retoques de los set en el escenario para lanzarse de lleno a medianoche con la escalada sonora.
 Una buena cantidad de público ha llegado a esta hora. Atrás se cuentan unos asientos, después un par de mesas que llegan bien próximas a los diversos parlantes. Las parejas se pierden en sus pasiones, los amigos conversan algo pasajero, mientras viajan en intervalos por WhatsApp y otras redes sociales.
00: 10 horas un par de pasos entrego al ritmo del dj Mariano Lafabrick, las vueltas para saludos y simplemente escuchar, nada más.
Pasado la 1 de la madrugada el dj Matias delgado ( Isabel) con house sometido a intervalos fuertes de percusión hacían un enganche ideal para pasar el tiempo en una fragmentación de secuencias que escalaban y sumaban a más parejas al baile.
03:00 horas suena Johann Rehbein. Bailo con más intensidad, subiendo al climax de la fiesta de música electrónica zero, mirando la dulce mirada de una maravilla que florece en su enigma, no importa si estas en grupo, amando en el delirio a la carne de la utopía y en la soledad de la única posibilidad sostenible la música. Todo pasa.
Una tierna belleza me dice que esta de cumpleaño, le digo que disfrute, el tiempo es lo valioso. Un universitario me pregunta insistentemente sobre el significado de la geografía, quizás sea eso, el  todo que está aquí y  aquello más allá,  la naturaleza que respira y triunfa cada vez que al salir se hace inmensidad al caminar por el seno de Reloncavi hasta el amanecer.

15 de noviembre del 2015. 

domingo, noviembre 01, 2015

Disfraces desnudos

      El viento dibuja en las aguas del seno de Reloncavi, mientras la mirada cae desde la luz  radiante en el cielo para precipitarse por la costanera entre los transeúntes que disfrutan la tarde primaveral de este sábado 31 de octubre del 2015 en Puerto Montt.
     A las 17: 30 horas llego a la plaza de armas donde se concentra el evento de la zombie walk. Gran cantidad de público juvenil esta disfrazado para la ocasión con mascaras y diversos artilugios que recrean algún personaje para la ocasión. Después de un espectáculo de danza se da paso en la glorieta de este lugar que se ha habilitado como improvisado escenario a la presentación del duo electrónico Goro. Formado cerca de hace un año en la ciudad esta propuesta musical, recoge la vertiente más esencias y pura de la electrónica, en la cual las maquinas son programadas al servicio de la experimentación. Con un tono más duro, próximo al metal en las secuencias y el uso de instrumentos étnicos como de otro tipo, circulan en el set un tono hipnótico como un canto tibetano disuelto en un ritmo de envergadura, que al final invita a un acto colectivo.  Veo que algunos bailan, pero es un viaje hacia la profundidad de la conciencia.





















     Camino entre la masa, el frío aumenta al pasar los minutos por el aumento de la velocidad de las ráfagas de viento. Los niños juegas hacer superhéroes, los enamorados se cuentan historias de maravillas, la gente de la prensa articula en su mente algún sentido de la nota para sus medios , veo a los más adultos pasar con un dejo de abandono por la rutina, compromisos, deudas, el tiempo sigue su juego, puertas abre y cierra permanentemente.
   A las 23: 30 horas después de ir a comer a casa vuelvo al centro  para llegar al  Subte undergrond  club en calle Rancagua ya estaba tocando el dj Johann Rehbein  un set de hit electrónicos  y de indie pop para la fiesta de noche de Halloween. Un par de palabras y a bailar, entre caricaturas de  angeles y demonios, princesas y seres perdidos, no importa en un rincón esta el sonido, las miradas de una belleza en el sueño, tomando más impulso en esta pausa para el viaje.








  2: 00 horas los perros se reparten espacios entre calle Copiapo y Egaña, los grupos se agolpan en los locales para la jarana nocturna habitual, avanzo hasta el Nogal Puerto Bar en el que estaba tocando ya el dj local Christian Parancan, poco después el reconocido dj nacional Zikuta  entrego un set exquisito más techno. 









Después gracias a una amiga pude llegar en auto pronto hasta el balneario  Pelluco, en sala stage la fiesta estaba andando con fuerza y gran presencia de público, estaba tocando el dj y productor Fabian Argomedo con un notable set extendió  con nuevos temas, en bajos envolventes, llenos de color para moverse con elegancia entre sombras que van y vienen en la esquina.









Pasado las 4: 25 horas vuelvo al subte para bailar los últimos pasos, saludo alguien que se sorprende, ¿ cómo me reconociste? dice, bueno siempre los disfraces dejan una marca desnuda de un alma que es su sello de continuidad que siempre permanece, en sus ojos, tono de voz y en su movimiento como alma en su historia laberinto.

1 de noviembre 2015.